Piel de Naranja

Piel de Naranja

Son muy pocas las mujeres que pueden presumir de no tener la llamada “piel de naranja” en ninguna parte de su cuerpo. La triste realidad es que el 90% de las mujeres padece esta afección estética, si tú eres una de ellas continúa leyendo porque en el siguiente artículo te enseñaremos que es la piel de naranja y qué debes hacer para liberarte de ella.

La solución más rápida y efectiva para eliminar piel de naranja consiste en trabajar tanto interna como externamente el área afectada.

Se trata de una técnica en la que se genera un campo eléctrico que va cambiando de positivo a negativo y que, mediante este proceso, genera calor. Con este calor de la piel y del tejido subcutáneo, se pueden conseguir reacciones en el propio organismo que conducen a la reducción de la piel de naranja.

Cuando la piel y el tejido subcutáneo se calienta, se favorece el drenaje linfático, consiguiendo que se disminuyan los líquidos y las toxinas, y, además, se consigue que los adipocitos reduzcan un poco su tamaño.

El resultado es, por lo tanto, una reducción de la celulitis y de la flacidez en la zona seleccionada.

 

Después de una sesión es siempre necesario realizar un drenaje linfático con presoterapia (precio incluido en la sesión), además durante todo el tratamiento es necesario ingerir al menos 2 litros de agua diarios para ayudar a eliminar del organismo las toxinas. Igualmente una vez conseguido el resultado deseado, es importante establecer un programa de mantenimiento.

Las sesiones dependerán de la importancia, severidad y extensión del problema, pero por lo general se suelen realizar entre unas 8 y 12 sesiones con una frecuencia de una a dos sesiones por semana dependiendo del metabolismo del paciente.

El cuerpo elimina la grasa en 48 horas, así que es mejor programar la próxima cita en 72h.

Se trata de una técnica en la que se genera un campo eléctrico que va cambiando de positivo a negativo y que, mediante este proceso, genera calor. Con este calor de la piel y del tejido subcutáneo, se pueden conseguir reacciones en el propio organismo que conducen a la reducción de la piel de naranja.

Cuando la piel y el tejido subcutáneo se calienta, se favorece el drenaje linfático, consiguiendo que se disminuyan los líquidos y las toxinas, y, además, se consigue que los adipocitos reduzcan un poco su tamaño.

El resultado es, por lo tanto, una reducción de la celulitis y de la flacidez en la zona seleccionada.

Son muy pocas las mujeres que pueden presumir de no tener la llamada “piel de naranja” en ninguna parte de su cuerpo. La triste realidad es que el 90% de las mujeres padece esta afección estética, si tú eres una de ellas continúa leyendo porque en el siguiente artículo te enseñaremos que es la piel de naranja y qué debes hacer para liberarte de ella.

La solución más rápida y efectiva para eliminar piel de naranja consiste en trabajar tanto interna como externamente el área afectada.

Se trata de una técnica en la que se genera un campo eléctrico que va cambiando de positivo a negativo y que, mediante este proceso, genera calor. Con este calor de la piel y del tejido subcutáneo, se pueden conseguir reacciones en el propio organismo que conducen a la reducción de la piel de naranja.

Cuando la piel y el tejido subcutáneo se calienta, se favorece el drenaje linfático, consiguiendo que se disminuyan los líquidos y las toxinas, y, además, se consigue que los adipocitos reduzcan un poco su tamaño.

Gracias a introducir viales específicos conseguimos favorecer de forma muy notable el tratamiento.

 

El resultado es, por lo tanto, una reducción de la celulitis y de la flacidez en la zona seleccionada.

Después de una sesión es siempre necesario realizar un drenaje linfático con presoterapia (precio incluido en la sesión), además durante todo el tratamiento es necesario ingerir al menos 2 litros de agua diarios para ayudar a eliminar del organismo las toxinas. Igualmente una vez conseguido el resultado deseado, es importante establecer un programa de mantenimiento.

Las sesiones dependerán de la importancia, severidad y extensión del problema, pero por lo general se suelen realizar entre unas 8 y 12 sesiones con una frecuencia de una a dos sesiones por semana dependiendo del metabolismo del paciente.

El cuerpo elimina la grasa en 48 horas, así que es mejor programar la próxima cita en 72h.

Precio

Reserva tu Cita

Cargando ...
Reservar Cita
Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.